Amore mio 8

Un taconeo rápido se aproximó a la habitación, y, sin previo aviso, abrieron la puerta de golpe, con el consiguiente sobresalto para los dos.

– AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHH! ¡¡QUÉ ESTÁS HACIENDO, ESTÚPIDO! – Tsubaki se echó encima de su hermano, mordiendole la oreja mientras le daba de collejas. – Pero, ¿no ves cómo está Tsukushi? ¡¡Está MUERTA de MIEDO! ¡¡Desgraciado, vete a satisfacer tus bajos instintos con tu amiga la mano, animal ! – sin cortarse un pelo, le pegó una patada en el trasero que lo estampó contra el suelo, y aprovechó para coger de la mano a Makino y sacarla de una imaginaria sala de torturas.

– Aaaaaaaaahhhhh… siempre igual… – suspiró Tsukushi, riendose por lo bajini de cómo les había interrumpido Tsubaki, y cómo lo había malinterpretado todo otra vez…

Se dejó llevar por Tsubaki, que tiraba de ella como si se tratase de un peluche, y, al llegar a lo que la mujer evaluó como una distancia prudencial, pararon en seco.

– ¡¡Perdona a mi hermano, Mukuchino! – exclamó Tsubaki

– Es Makino… – susurró Tsukushi, recordando cómo solía equivocarse al mentarla.

– ¡¡Eso mismo! … Bueno, disculpa al animal de mi hermano, que sólo sabe ser bruto, el pobre…

– Oh, no, ¡¡no! – interpuso las manos graciosamente entre ellas dos, gesticulando – ¡¡Que no ha pasado nada!

Además, ¡¡ha sido culpa mía!

Otra vez el rubor escandalizó a sus mejillas, aún sintiendo palpitar el ansia que la estaba carcomiendo.

– Bueno… tú me estás vacilando, ¿no? – se reprochó a su puñetera voz interior, que la chinchaba con más y más imágenes de un Tsukasa semidesnudo haciendole tropocientas mil cosas.

Avergonzada, bajó la mirada ante aquella espectacular mujer, rezando para que no se diera cuenta de lo que estaba sintiendo.

Tsubaki la cogió de las manos, y, estrechandoselas, le sonrió ampliamente, tratándola casi con un inmenso amor de madre.

– ¿Porqué no vas a ducharte y vestirte? Luego desayunamos y… vamos a pasear, ¿apetece?

Tsukushi asintió, aunque no muy convencida, y entró en la habitación que Tsubaki le señalaba.

Era, como no, enorme, de suelo marmóreo y tan reluciente que podía verse reflejada en él.

– Pero, ¿quien necesita un baño taaaan grande? Si casi está vacío! – su voz reverberó a causa del eco. – Es increíble, la bañera… – miró alrededor intentando encontrarla, dándose cuenta de que no aparecía por ninguna parte.

– Pero… ¿¿dónde está? Una habitación tan grande para un baño y… ¿no hay … ? – se quedó callada al ver un botón pequeño en el suelo, a sus pies.

Lo oprimió con la punta del pie, y casi cae de espaldas al ver cómo una maquinaria retraía unos paneles del suelo, dejando a la vista una enorme especie de piscina que cubría casi toda la superficie que había creído desnuda.

– Madre mía… – suspiró, con ganas de huir de allí… pero, cansada, decidió darse un buen baño, a poder ser de agua calentita.. y esperar un poco más.

– No necesito quebrarme más la cabeza… hoy no… –

Se desnudó tranquilamente, plegando la ropa y dejandola en un montoncito, en un lado algo apartado, y estudió cómo hacer que al agua empezara a llenar la superficie marmórea.

Tras unos minutos investigando los extraños paneles y habiendolos tocado todos, consiguió llenarla de agua calentita, con espuma e incluso sales de baño.

Se ayudó de la pequeña escalinata que había, y se dejó caer casi en plancha allí dentro, derritiendose de gustito.

– Ayyyy.. qué bien… – suspiró, cerrando los ojos y preguntandose cómo podía alguien acostumbrarse a algo tan sombrío.

Se dejó llevar por la calidez del momento, e intentó relajarse, aunque su cabeza no cesaba de trabajar.

Ella, Tsukasa, su cara al volverla a ver, la tristeza con la que huyó de allí… los desgraciados aquellos, el olor a hospital y la cara desencajada de aquél chico… todo formaba un inmenso ovillo en su cabeza, del cual no podía desprenderse.

Poco a poco fué quedandose dormida, aún cansada de todo el estrés acumulado, y tuvo sueños oscuros… sueños intranquilos en los que no superaba el reciente ataque… Dômyoji no estaba allí para salvarla.

Anuncios

~ por eldaya en 31/03/2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
La Vela Negra

Relatos de terror, temática perturbadora y juegos de rol.

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

Kurioso

kuriosidades del MundoReal™

Técnicas Para Aprender Ingles Blog

Técnicas para aprender inglés en WordPress.com site

Aprendiendo Ingles Facil y Rapido.

Aprende ingles facilmente

Allí donde ETA asesinó

Los escenarios de sus crímenes

Matando que es gerundio

Blog monotemático dedicado a la tortura, a los asesinos y derivados

Asesinos en Serie

Un blog sobre los criminales más metódicos del planeta.

Dark_Kudoh Translations

Traducciones de todo tipo que se encuentren

The Weird Fujoshi

Blog en donde me puedo expresar libremente, a veces sobre yaoi, política, cosas random, etc.

SUBTiTULiTiS

¡Queremos buenos subtítulos!

Gotaza Fansub

Manganime en español

PAH Barcelona

Plataforma d'Afectats per la Hipoteca

Todo sobre Bellas Artes

SACEN ARTÍSTICO

ScritoradeletraS

Letras convertidas en palabras para soñar y volar

Aexei

El blog más variado-https://twitter.com/giratinacl

Relatos sorprendentes

El rincón de los contadores de historias...

Blog Terrores

Las múltiples manifestaciones del terror | horror: cine, cómics, videojuegos, libros... y algunas otras más sorprendentes

El Destino de Ambar

Un libro juego diferente

Chamanismo Contemporaneo

Chamanismo,cultura amazónica, etnobotánica, psicología, crecimiento espiritual, energías renovables, despertar de la conciencia.

Nihon mon amour - 日本・モナムール

こんにちは!!私はヌリアです!!

Stop a la Cultura del Porno

Violencia de Género, Derechos Humanos.

39escalones

Reflexiones desde un rollo de celuloide

The Bay Harbor Butcher

Nuestro asesino serial favorito

A %d blogueros les gusta esto: